Saltear al contenido principal

Guías de turismo para la Arqueología

Guías De Turismo Para La Arqueología

Existe en las Rías Baixas un amplio abanico de posibilidades en materia de restos arqueológicos. Desde Guíate Galicia ponemos a disposición de grupos organizados «guías de turismo cualificados» (guías de turismo acompañantes o guías de turismo locales) para interpretar y hacer partícipes  a nuestros visitantes de las culturas antiguas.

Un buen ejemplo sería el de disfrutar de una completa visita guiada en el Castro de Santa Tecla, en A Guarda.

El Castro de Santa Tecla o Santa Trega se encuentra ubicado en lo alto de la montaña del mismo nombre de unos 300 metros de altitud dentro del término municipal de A Guarda. Ubicado en esta situación para favorecer claramente su defensa. Teniendo a su alrededor unas pendientes que oscilan entre un veinticinco por ciento y un cincuenta por ciento de desnivel. La ubicación es excelente ya que se encuentra entre la desembocadura del Río Miño y el Océano Atlántico. Es una localización claramente estratégica. También tenemos que tener en cuenta que a sus alrededores existen buenas zonas de pesca, marisqueo y tierras cultivables. Ocupa una extensión aproximada de 700 m por 300m. Es uno de los castros de mayores dimensiones del Noroeste.

Los orígenes se estiman en la edad de bronce alrededor de los siglos II y I a.C. aunque se aprecia su influencia romana posterior, como las casas rectangulares y las murallas defensivas.

Predominan las construcciones circulares aunque también podemos observar alguna de planta ovalada y cuadrada, estas últimas de clara influencia romana. Algunas de las construcciones tenían vestíbulo, construidas con muros de piedra y cubiertas con madera y paja con un pilar central. No tenían ventanas el único acceso era por la puerta. Se comunicaban con calles estrechas y enlosadas. También contaban con alguna plaza pequeña.

Tenemos que tener en cuenta que los castros prerromanos eran redondos por motivos mitológicos, ya que al no tener esquinas los espíritus no podían quedar retenidos en ellas.

El recinto se encuentra amurallado con dos puertas.

Se abandono hacia el siglo II d.C.

Guías de Turismo acompañantes y locales para grupos organizados, escolares y particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Volver arriba