Saltear al contenido principal

La Cascada de Callobre, A Estrada

La Cascada De Callobre, A Estrada

El Concello de A Estrada cuenta con lugares y recursos de mucho valor, reconocidos y bien promocionados. Quizás por desconocimiento, la cascada de Callobre es uno de los grandes atractivos del municipio más desconocidos pese su enorme valor natural. Sin embargo, se trata de todo un escenario que bien se merece una visita tanto a título individual como en amigos o en familia, apto para los más pequeños de la casa.

Cascada de Callobre, una ruta circular

Callobre es una de las muchas parroquias que forman A Estrada. Aprovechando la salida natural hacia Silleda, el río Curantes ha sido el encargado de horadar un accidentado y frondoso valle en el que las aguas de su curso han trazado meandros, alisado rocas graníticas y formado tramos llanos en los que ubicar los viejos molinos de antaño … con la impresionante cascada de callobre como protagonista. Estos y otros encantos han permito crear una interesante ruta de tipo circular, de dificultad baja, bien señalizada; de unos 3,50 kms.

La ruta circular de la Cascada de Callobre tiene dos partes bien diferenciadas: una primera cuyo recorrido nos lleva hasta la parte alta de la cascada y un segundo tramo que la rodea hasta acceder a la misma por la parte baja. Este segundo tramo discurre a través de un pista de tierra -con un desnivel considerable- después del cual se debe seguir un canal de agua hasta acceder a la parte baja de la cascada.

No obstante, desde hace un tiempo la ruta cuenta con el tramo que accede a la parte alta de la cascada bien acondicionada. Desde el Castro de Callobre sale el camino que desciende hasta el río y desde ahí, siguiendo la ribera del río, comienza la parte de la ruta más notable. Aparecen puentes y escaleras de madera, molinos en estado ruinoso, un sorprendente paso de madera apoyado sobre el tronco de un árbol, … además de magia que aporta el discurrir del agua en sus múltiples saltos, la belleza de la naturaleza autóctona hasta que se advierte el balcón de madera en el que maravillarse contemplando la increíble Cascada de Callobre con sus más de 9 metros de altura depositando sus aguas con fuerza en el popular Pozo dos Mouros, una cavidad fruto de la erosión de miles de años no exenta de leyendas populares bien conocidas en toda la comarca.

El Castro de Callobre corresponde a la Edad del Hierro, consta de 1 hectárea  y son perceptibles sus murallas, sus fosos y los parapetos. En el interior, se encuentran unas construcciones de madera utilizadas para la celebración de festejos celtas.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio y mejor experiencia de navegación en la web.    Ver Política de cookies