Saltear al contenido principal

El Bosque de Secuoyas rojas más grande de Europa

El Bosque De Secuoyas Rojas Más Grande De Europa

El Bosque de Secuoyas rojas se encuentra en los montes de San Xoán del Concello de Poio, declarado Municipio de Interés Turístico de las Rías Baixas. Más concretamente se localiza en la ladera que mira hacia la Ría de Pontevedra del Monte Castrove, cuyas laderas de 600m de altitud sirven de límites entre los concellos de Poio, Pontevedra, Meis y Barro.

Para acceder hasta el Bosque de Secuoyas rojas de Poio basta con seguir el Camino de la Escusa desde el Monasterio de Poio o bien alcanzar la carretera CF-102 que circula por lo alto del Monte Castrove -para llegar a esta vía puedes acceder por Samieira (PO-303 y enlazar con la EP-9214) o por la Armenteira (PO-9507)- muy pendientes de los indicadores que fácilmente te llevarán a un bosque único y desconocido en Galicia: el Bosque de Secuoyas Rojas más grande de Europa.

¿Cómo surge el Bosque de Secuoyas en Poio?

El proyecto surge en el año 1992. Con motivo de la celebración de los 500 años de la llegada de Cristóbal Colón a América el Congreso de los Estados Unidos decide entregar al pueblo español 500 secuoyas rojas de California a modo de presente para conmemorar dicho acontecimiento histórico.

No se sabe con certeza como el pueblo americano escogió las tierras del Concello de Poio y decidió hacer llegar las Secuoyas Rojas de California pero sin duda resultó toda una experiencia para l@s vecin@s de la parroquia de San Xoán  y l@s estudiantes de la Escola de Forestais de Lourizán involucrados en su plantación.

En primer lugar, tierra del espacio forestal selecionado fue llevada a EE.UU para que los expertos determinasen su idoneidad para la plantación de las especies califonianas. Una vez autorizado el envío de las Secuoyas Rojas por parte del Congreso de EE.UU y enviados los expertos americanos que habrían de realizar el seguimiento de la plantación de las Secuoyas, se dispuso lo necesario para que aquella plantación se convirtiera en un simbólico acto de amistad entre dos pueblos a un lado y otro del Oceáno Atlántico. Aquel momento ya forma parte de la memoria histórica del Concello de Poio gracias a un proyecto tratado como asunto de Estado en el que intervino el  Rey Juan Carlos I y la Embajada de EE.UU en España hasta la Resolución H. J. Res. 529, que curiosamente rubricó el presidente George Bush el 23 de octubre de 1992, esto es, quinientos años y once días después del descubrimiento de América.

¿Cómo son las Secuoyas Rojas del Bosque de Colón?

Después de 25 años, las 500 Secuoyas Rojas plantadas en el Monte Castrove determinan un espacio forestal bien diferenciado llamado popularmente como el Bosque de Colón. Ocupa un espacio delimitado, accesible y cuidado en el que sigue el crecimiento de los ejemplares californianos alcanzando en la actualidad unos 28-35m de altura. Non obstante, estos ejemplos corresponden al género Sequoia Sempervirens pertenecientes a la familia de las Cupressaceae, coloquialmente conocidas como Secuoyas Rojas o Cafifornianas. Son árboles perennifolios muy longevos (entre 2000 y 3000 años) y las coníferas más altas que existen, llegando a alcanzar los 115m de altura y los 8m de diámetro en su base. Propios de la franja occidental norteamericano comprendido entre Oregón y California.

Un cuarto de siglo más tarde, la Comunidad de Montes de San Xoán del Concello de Poio ofrece todo su apoyo para preservar y dar a conocer este enclave extraordinario y único en Europa. Apoyo al que, los Guías Turísticos de Guíate Galicia, nos sumamos para conseguir que el Bosque de Colón o el Bosque de las Secuoyas Rojas de Poio crezcan y sobrevivan durante cientos de años fomentando la unidad y la solidariedad entre pueblos y se conviertan en un recurso turístico sostenible y reconocido a la altura de otros muchos existentes en el Concello de Poio.

Esta entrada tiene 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Volver arriba