Saltear al contenido principal

El Puente de los Padrinos de Ponte Arnelas

El Puente De Los Padrinos De Ponte Arnelas

Entre el Concello de Ribadumia y el de Ribadumia se encuentra el lugar de Ponte Arnelas dividido a la mitad por el paso del Río Umia. La unión de este pintoresco enclave proviene de un puente de origen romano cuya historia, propia del imaginario colectivo, se relaciona con un misterioso ritual de Fertilidad.

El Puente de los Padrinos

Ponte Arnelas cuenta con un pequeño conjunto urbano rehabilitado que consigue unir las dos partes de la Comarca del Salnés -separadas por el cauce del río Umia– gracias al actual viaducto del s.XVI bajo el reinado de Felipe II. Une a los Concellos de Cambados, Vilanova de Arousa y Ribadumia. Es en este último, justo a la entrada del viejo puente de Ponte Arnelas, en donde se haya una inscripción y un escudo de la época de reconstrucción.  No debemos olvidar la importante celebración que cada 29 de julio de celebra una importante romería de proyección comarcal: la Fiesta de Santa Marta.

El Puente de los Padrinos y el Ritual de Fertilidad

El puente recibe este nombre para referirse a una leyenda que considera a este el lugar donde antiguamente se practicaba un rito de fertilidad y bautizo prenatal tan curioso como fascinante. Naturaleza, ritos paganos y el tema de la fertilidad se unen una vez más para regalarnos una de las leyendas más emocionantes de Galicia.

Cuenta la leyenda que cuando una mujer no conseguía finalizar el período de gestación o el recién nacido fallecía al nacer, esta debía acercarse al puente de los padrinos con una comitiva para impedir el paso de cualquier animal o persona que intentara cruzarlo a partir de medianoche y tratar que ninguno de los asistentes hablara mientras se hacía el ritual.

Una vez allí, la mujer tenía que pedirle al primer hombre que cruzara que vertiera agua del río Umia sobre su vientre. Un “bautismo de la barriga” para llevar a cabo este rito de fertilidad. A orillas del Umia y con las viandas llevadas hasta el río como parte del ritual, la leyenda cuenta que allí se celebraba una cena invitando al futuro padrino como si de una fiesta se tratara. Al acabar de disfrutar de los alimentos tanto la mujer como la comitiva y el futuro padrino debían arrojar desde el puente y por encima de sus cabezas la vajilla utilizada para la cena. Si 9 meses después todo había salido bien, este hombre sería el padrino de la criatura y el niño o niña recibiría el nombre de Alberto o Alberta, en honor a la estatua de piedra con la imagen de San Alberto situada en el cruceiro que gobierna el puente.

Las aguas del río Umia han sido protagonistas de leyendas a lo largo de la historia desde Aciveiro (nacimiento) hasta su desembocadura en la Ría de Arousa.

Y desde Ponte Arnelas se puede …

  • Acceder al Camino Xacobeo de la Traslation hasta Santiago de Compostela.
  • Disfrutar de la ruta de senderismo PRG-173. Una senda de dificultar baja de unos 5km en los que predominan los viñedos de la DO Rías Baixas, algunos pazos y la belleza que forman los meandros del río.
  • Conocer la historia del Mirador de Monte Lobeira, el balcón de Arousa.
  • Vivir la experiencia de la arqueología visitando el Castro de Leiro y Besomaño.
  • Conocer la riqueza etnográfica de los Muíños do Batán de Santa Baia.
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio y mejor experiencia de navegación en la web.    Ver Política de cookies
Privacidad