Saltear al contenido principal

Mirador de Monte Lobeira, el Balcón de Arousa

Mirador De Monte Lobeira, El Balcón De Arousa

Entre las tierras del Salnés y la comarca de Arousa se levanta un promontorio en el que se asienta el mirador de Monte Lobeira a 292 m de altitud, en el concello de Vilanova de Arousa. Un pico montañoso desde el que disfrutar del vergel de bateas de la ría de Arousa y otros puntos de interés: la sierra del Barbanza, las islas de Cortegada, Sálvora y las Ons que forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas; la Illa de Arousa, O Grove y A Toxa. Además, se aprecian con claridad las poblaciones de Cambados, Vilanova de Arousa y Vilagarcía de Arousa. Contrasta la belleza de los pueblos y montañas que miran hacia el Atlántico con las fértiles tierras que forman la comarca del Salnés hacia el interior de la provincia de Pontevedra.

Características del Mirador de Monte Lobeira

El Mirador de Monte Lobeira se ubica en el pico de mayor altitud del conjunto en cuyo ascenso debemos, con energía, subir varios tramos de escaleras en zig-zag a través de la falda de la montaña. Durante el transcurso del ascenso aparecen grandes bolos graníticos, vestigios de murallones medievales, restos de antiguos depósitos castrexos de conchas, un aljibe abovedado, mobiliario urbano hasta que resultan llamativas las dos placas colocadas en rocas cargadas de historia y emotividad.

Una de las placas recuerda el fatídico naufragio del buque escuela inglés The Serpent en 1890 frente a la costa de Camariñas, en el que perecieron 175 marinos. Esta placa fue colocada en 1896 en una visita de la armada inglesa al puerto de Vilagarcía cuando éste le servía como punto de amarre y aprovisionamiento. La segunda placa fue colocada en 1961 por la Comandancia de Marín en recuerdo de todos los náufragos muertos en la costa de las Rías Baixas.

Una vez sobrepasadas las placas conmemorativas se accede a la cumbre del Monte Lobeira. Cuenta con un balcón panorámico de 360º cerrado con una vaya de metal al que se accede a través de una escalera labrada en la roca. Presidiendo el mirador de Monte Lobeira fue levantada en 1896 una cruz de 4m de alto. ¡Es como un balcón sobre Arousa!

Hablemos de Historia

El Monte Lobeira ha sido, por su altitud, el mejor de los puntos desde el que ejercer la mejor defensa de las fértiles tierras del extenso valle que lo rodea. Así que por esta punto estratégico han pasado diversas culturas a lo largo de los tiempos. Se han documentado mámoas, el curioso círculo lítico descubierto tras la vaga de incendios del 2006 y se ha estudiado la existencia de un poblado de la época castrexa en la cumbre del Monte Lobeira, el Castrum Laperiae. Cabe pensar que haya sido utilizado como escondite durante la conquista romana e incluso de llegadas posteriores como la sueva. Hacia la Edad Media el pico del Monte Lobeira dobla su importancia estratégica de defensa, pues, era necesario disponer de un castillo militar para controlar la entrada de la Ría de Arousa y evitar invasiones de normandos, vikingos y otros pueblos con el objeto de porteger las reliquias del Apóstol Santiago, sitas en Compostela y cuyo descubridor, el obisopo Teodomiro debe a este lugar su nacimiento.

Una de las épocas más destacadas en la historia del castillo de Monte Lobeira transcurrió desde el s.X hasta el s.XIV propiedad del arzobispado de Santiago para vigilar el paso desde la costa al interior. Fue testigo de las luchas entre sus dueños (1105-1117), primero entre Raimundo de Borgoña y su esposa doña Urraca y posteriormente entre doña Urraca y los partidarios de su segundo esposo el Rey castellano Alfonso el Batallador y los partidarios de su Hijo Alfonso VII el Emperador. Propiedad perdida a manos de Arias Pérez. Posteriormente fue recuperado por doña Urraca. En 1175, el rey Fernando II de Galicia y León donó el castillo-fortaleza y todas sus tierras a la mitra compostelana. En el s. XVII pasó a manos de los Mariño de Lobeira que más tarde lo abandonaron y lo demolieron. En la década de 1960 se promovió una iniciativa popular con el objetivo de recaudar fondos para erigir una escultura de un Sagrado Corazón de 3o m de alto, aunque nunca llegó a iniciarse la obra.

A menos de 1km de Monte Lobeira se encuentra el Mirador das Lúas. La escultura de acero inoxidable que el artista vilagarciano Manolo Chazo creó en el año 2002 y que representa tres lunas en la fase de cuarto menguante, combinadas de tal manera que el sol se refleja en ella de diferente manera según la hora del día. Se puede subir a este mirador por una escalera de metal. Arriba en el balcón figura una placa en la que se puede leer «escuchar la ría y abrazar la tierra «.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Volver arriba