Saltear al contenido principal

La Playa de las Catedrales

La Playa De Las Catedrales

La playa declarada Monumento Natural de la costa gallega.

La Playa de Las Catedrales está enclavada en la costa de la provincia de Lugo (Galicia), también conocida como la Mariña Lucense.

El lugar en el que se ubica pertenece al Ayuntamiento de Ribadeo, limítrofe al este con el Principado de Asturias y al Oeste con el Ayuntamiento de Barreiros.

En la zona existen un sin fin de playas de arena blanca y fina y de oleaje usualmente moderado, que merecen ser visitadas, entre las que destaca por encima de todas la Playa de Augas Santas, popularmente conocida como la Playa de las Catedrales, nombre que toma por la similitud que tienen sus formaciones rocosas con los arbotantes de las catedrales góticas.

Junto con otras playas de la zona como, por ejemplo, Esteiro, Os Castros o Illas, conforman la zona de las Catedrales, catalogada como Lugar de Interés Comunitario (L.I.C.) en la Red Natura 2000, por su riqueza animal y vegetal.

El principal atractivo de la playa es el conjunto de arcos de roca esculpidos por la fuerza del Mar Cantábrico con el paso de los años, que dejarían con la boca abierta al más viajado.

El tamaño de dichos arcos, también conocidos como “ollos”, alcanza en algunos casos más de 30 metros de altura y se pueden observar paseando por la playa con la marea baja.

Incluso se puede pasar por debajo de ellos y escuchar como el sonido del oleaje se vuelve más original, si cabe, al rebotar contra las formaciones naturales de roca.

Reconocimientos que ayudan a protegerla

Reconocida en el año 2.014 como la 4ª mejor playa de Europa por los usuarios del prestigioso portal de internet “TripAdvisor”, la belleza de la Las Catedrales pasa de ser parte de la decoración de multitud de hogares y establecimientos hosteleros y hoteleros ribadenses a darse a conocer masivamente en poco tiempo.

Al igual que la mayoría de las playas de la costa de la provincia de Lugo, la playa está formada por fina arena blanca y, aunque la afluencia de visitantes es cada día mayor, se conserva limpia como el primer día, conservando el galardón de Bandera Azul año tras año y la Q de calidad turística.

Se puede decir que su extensión varía considerablemente con el estado de la marea, siendo su longitud máxima de 1.328 metros en marea baja.

Ya que, hoy en día, la playa tiene una gran afluencia de visitantes, sobre todo en verano, no es la mejor playa para tomar el sol, y tampoco es la mejor playa de la zona para el baño, pero seguro que es la que más te sorprende por su belleza. Declarada Monumento Natural.

Aunque su principal atractivo sean las peculiares formaciones rocosas, no se debe pasar por alto su riqueza en lo que a fauna se refiere.

Asiduamente, la playa es sobrevolada por gaviotas, y se pueden ver pirlos picoteando en la orilla del mar.

También se pueden ver ejemplares de garcetas y abubillas, entre otras, con la llegada de la primavera o asistir al paso de aves migratorias como el alca o el alcatraz.

Además, en las rocas encontrarás ejemplares de percebes y mejillones.

Te invitamos a que disfrutes de uno de los parajes más espectaculares de Galicia. Desde Guíate Galicia te proponemos esta visita interesante visita acompañados por nuestros guías de turismo especializados en recursos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Volver arriba